JXTC Stratawerks - шаблон joomla Авто

Seguridad y salud en el trabajo (SST):


Es una máxima mundial que todas las empresas deben velar por la salud ocupacional, creando las condiciones para prevenir cualquier tipo de accidente laboral, o para actuar de forma inmediata sobre los mismos si apareciesen.
Este mandato, promovido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), abarca una serie de medidas y protocolos que varían de acuerdo a cada profesión, pero que persiguen un fin común: garantizar el bienestar físico, mental y social de los trabajadores. Este fin se logra a través de la identificación y el manejo de todo aquello que pueda considerarse un riesgo en el proceso productivo.


Precisamente en la identificación es donde inicia todo el protocolo de SST, específicamente en la evaluación de riesgos. En esta etapa, la empresa se encarga de estudiar los peligros que puedan afectar a su personal, y la magnitud de los mismos. Este proceso es clave, ya que permite conocer cuáles son los puntos débiles de un protocolo de SST, y así generar maneras de fortalecerlos.
Tomando como base los resultados de esta evaluación, se pueden implementar (a grandes rasgos) tres tipos de medidas: de prevención, de protección y de mitigación.


- Medidas de prevención: Como el nombre indica, son las acciones que tienen como objetivo evitar accidentes antes de que ocurran. Se puede prevenir con medidas técnicas (actúan sobre el riesgo para minimizarlo o erradicarlo), o con medidas organizativas (fomentan cambios de comportamiento para generar una cultura de seguridad en los trabajadores). Se recomienda el uso de exámenes médicos de ingreso y exámenes ocupacionales periódicos.


- Medidas de protección: Ante cualquier posible percance, se recurre a las estrategias de protección para garantizar tanto como sea viable el bienestar de la colectividad, priorizando este bienestar sobre el de carácter individual. Las medidas de protección se subdividen en colectivas (señalización adecuada, infraestructura de resguardo, etc.) e individuales (indumentaria de seguridad, equipos de protección, etc.)
- Medidas de mitigación: En el caso de que los daños sean inevitables, las medidas de mitigación cumplen con minimizarlos y así disminuir el riesgo para toda la población laboral y las instalaciones de la empresa. Algunas de estas medidas son los sistemas de alarmas, las rutinas diseñadas para emergencias o los simulacros de evacuación.


La participación de los empleados: Una de las características de los planes de SST es su afán por nutrirse de la información que puede brindar la fuerza laboral. Un empleado suele saber, mejor que nadie, los riesgos que encierra su puesto de trabajo. A su vez, también puede desarrollar vías idóneas para prevenir o eliminar los factores de riesgo.
Por esto las empresas deben valorar enormemente la participación de sus empleados a la hora de crear medidas de seguridad o implementar nuevos protocolos. De esta forma se contribuye a generar conciencia en la masa trabajadora, y se garantizan unos mejores resultados en la implementación de SGSST (Sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo), ya que todas las partes estarán más comprometidas a cumplir a cabalidad con lo establecido.

Si tiene alguna Inquietud Contáctenos..